Tipos de testamento

El Código Civil en su artículo Art. 667 define el testamento como el acto o negocio jurídico por el que una persona dispone para después de su muerte de todos sus bienes o de parte de ellos. En realidad en el testamento se pueden hacer muchas otras cosas (nombrar tutores a hijos o administradores de los bienes heredados, designar albaceas, reconocer hijos, hacer simples peticiones o declaraciones,…)

El Código Civil regula dos tipos de testamento, con diferentes modalidades. Además hay que tener en cuenta la validez de los testamentos otorgados con arreglo a la legislación de algunas Comunidades Autónomas como Cataluña, País Vasco o Navarra. Limitándonos al Código Civil existen dos tipos fundamentales de testamento:

1. Los testamentos comunes:

1.a Testamento abierto: se realiza ante Notario que asesora al testador, conoce el contenido, normalmente redacta éste y responde de la legalidad del mismo. Además, el Notario o quien le suceda en la notaría, está obligado a conservar siempre el original, expidiendo cuantas copias sean necesarias.  Pese a denominarse “abierto” es totalmente secreto, y el Notario no podrá comunicar su contenido a nadie, salvo al testador, hasta la muerte de éste. El Notario informa al Ministerio de Justicia (Registro General de Actos de Última Voluntad) tan sólo de la existencia de un testamento otorgado en la fecha y por la persona que lo hizo, pero sin indicar de más datos.

El testamento abierto es la modalidad más recomendable, más segura, más cómoda y más utilizada.

Su coste se aproxima a los 40 €, siendo los honorarios del Notario una materia regulada por el Gobierno a nivel nacional.

Para encontrar al Notario más próximo, basta con buscar en este sitio:
http://www.notariado.org/guia/

1.b Testamento cerrado: la persona que realiza el testamento no desvela su última voluntad sino que declara que se contiene en un pliego cerrado que entrega al Notario. El notario autoriza el acto y conserva el pliego cerrado y sellado. La falta de asesoramiento por parte de un conocedor del derecho hace de este un testamento peligroso y, además, con más costes que el anterior. Tiene escasa utilidad práctica.

1.c Testamento ológrafo: es el realizado por el testador de su puño y letra. Está sometido a unos formalismos mínimos pero indispensables (fecha, voluntad inequívoca, firma al final…). Necesita, para su eficacia, de unos trámites especiales con intervención judicial, a la muerte del testador. Resulta un documento, en ocasiones, peligroso por cuanto carece de asesoramiento y de mayor costo que cualquier otro, por el procedimiento judicial posterior.

2. Los testamentos especiales:

2.a Testamento militar: destinado a los empleados del Ejército en tiempo de guerra.

2.b Testamento marítimo: realizado por tripulantes o pasajeros a bordo de una nave.

2.c Testamento realizado en país extranjero: el que hace un ciudadano español fuera del territorio nacional, y conforme a las leyes del país en el que se encuentre, o ante funcionario diplomático o consular de España, con arreglo a la Ley española.

Para saber más sobre tipos de testamento pulse aqui