Tipos de testamento

¿Cuáles son los tipos de testamentos?

En España, hay que tener en cuenta la validez de los testamentos otorgados con arreglo a la legislación de algunas Comunidades Autónomas como Cataluña, País Vasco o Navarra. Pero limitándonos al Código Civil existen dos tipos fundamentales de testamento y en ambos puedes incluir como heredera la o las ONG que elijas:

Testamento abierto

  • Se realiza ante Notario que asesora sobre el proceso, conoce el contenido, normalmente lo redacta y responde de la legalidad del mismo.
  • Puedes elegir la causa con la que quieras colaborar en tu testamento y el Notario te puede ayudar a incluirla como heredera en tu testamento o designar el legado solidario que quieres destinar. Es importante que indiques el nombre o nombres de las organizaciones no lucrativas a quien quieres dejar parte o toda tu herencia y que, además, se incluya el CIF de esas entidades para evitar problemas futuros. Además, el Notario o quien le suceda en la notaría, está obligado a conservar siempre el original, expidiendo cuantas copias sean necesarias. Pese a denominarse “abierto” es totalmente secreto, y el Notario no podrá comunicar su contenido a nadie, salvo a ti como testador, hasta el fallecimiento.
  • El Notario informa al Ministerio de Justicia (Registro General de Actos de Última Voluntad) tan sólo de la existencia de un testamento otorgado en la fecha y por la persona que lo hizo, pero sin indicar más datos.
  • El testamento abierto es la modalidad más recomendable, más segura, más cómoda y más utilizada.
  • Su coste se aproxima a los 40€, siendo los honorarios del Notario una materia regulada por el Gobierno a nivel nacional.

Testamento cerrado

  • No es necesario que desvelar tu última voluntad sino que declaras que se contiene en un pliego cerrado que se entrega al notario. El notario autoriza el acto y conserva el pliego cerrado y sellado.
  • La falta de asesoramiento por parte de un conocedor del derecho hace de este un testamento peligroso y, además, con más costes que el anterior.
  • Tiene escasa utilidad práctica pero también por esta modalidad puedes incluir a una entidad sin ánimo de lucro en tu testamento o dejar un legado solidario a su nombre.

Testamento ológrafo

  • Elaborado por tu puño y letra.
  • Está sometido a unos formalismos mínimos pero indispensables (fecha, voluntad inequívoca, firma al final…) y, en el caso de elegir colaborar con una o varias entidades sin ánimo de lucro, se deben incluir como herederas o especificar por escrito el legado solidario que quieras donar.
  • Necesita, para su eficacia, de unos trámites especiales con intervención judicial, a la muerte del testador.
  • Resulta un documento, en ocasiones, peligroso por cuanto carece de asesoramiento y de mayor costo que cualquier otro, por el procedimiento judicial posterior.

Si deseas realizar cualquier consulta, estaremos encantados
de poder ayudarte.

Menú